wibiya widget

lunes, 23 de agosto de 2010

Volviendo a la inocencia de Donatien Alphonse



Saludos inocentes hoy! No tengo ninguna mala intensión... jojo! 

Hoy vengo asesina O.O Es tan sólo una comparación vacilona, pero algo que, mas o menos, describe mi estado hoy. ¿Por qué? Sencilla osadía que me he dejado ponerme de sombrero en este día, porque disfruto cada poro del más allá que logro perfumar y porque, así sin más, aquí estamos hoy. ¿Verdad Ciruela? Sé que me asientes con una sonrisa de esas maquiavélicas... 

Me acordé taaanto de Donatien Alphonse con eso de las indecencias, ¡me reí demasiado! En mí pasaron las imágenes del pobre Marquis atado de manos, condenado y encerrado, le cortaron hasta la lengua y todo :( Pobre Marquis, ¡Te criticaron tanto y por nada! 

Digo "por nada" no despreciando sus trabajos, que dignos de toda admiración son, sino porque es la misma azotadora estupidez que hoy viene aquí a acompañarnos creyéndose muy erudita, pero no ha dejado ni dejará de ser estupidez. Por ahora sólo sé que mi explosión de vida no se apaga así. 

Seamos claros que como dice el dicho "qué va a saber el chancho de perfumes"... Por lo mismo es que nada se logra explicando, seguirá siendo así y por mucho, es ¡la terrible ironía! Esto de los chanchos  me acaba de traer a colación al cerdito Ruvodico (Invención de mi amigo Azael Castián), un cerdito que se sale de su manada porque quiere y cree que puede volar, oler flores y demás quehaceres que como chancho se le dificultan, intenta realizar todos sus sueños de chancho y como es chancho se da cuenta que tiene impedimentos para ellos, pues los chanchos no tienen alas  y para volar no fueron hechos, pues los chanchos son chanchos y para oler flores tampoco fueron hechos, y pues el chancho por su naturaleza es como es y no puede ser de otra forma, al final el cerdito encuentra una cerdita al volver a su manada y con ella se da cuenta que puede volar, oler flores, contemplar la luna... en sus formas de cerdo... Es una  historia muy bella, Castián, mi amigo ateniense, tiene buenas invenciones.

Eso se me fue un poco del tema, pero Ruvodico es mágico y también es inocente, él tan sólo quería soñar y que sus sueños fuesen realidad. A veces nos cuesta querer ver la realidad o verdad, pero al final dentro de nuestras formas podemos encontrar mundos mágicos también. Todo es cuestión de perspectiva.

Y hablando sobre perspectivas, inocencia y decencia y así,   palabras contrarias pero que van ligadas de alguna manera. ¿Por qué a veces se nos dificulta vivir en paz me pregunto yo? O ¿Decir la verdad? Sencillo, porque es muuuucho  más fácil abrir la boca que hacerse un exámen de conciencia en el silencio de la soledad, y porque es más facil creerse importante ofendiendo a los demás que simplemente vivir y conseguirse una vida propia que no se tiene... Son tantas cosas que no podría abarcarlas aquí, tendría que simplemente publicar un libro de análisis sicológico y  ¡Hoy no estoy para crucigramas!

¿Quién osa (retomo como dijeron por ahí), quién osa, de callar a una mujer (o a un hombre)? ¿Quién osa de creerse erudito? Y ¿Quién osa de señalar sin ser perfecto? He aquí el fantasmal efecto que me provoca, muy dentro, este hecho infalible de una lengua en el hombro con cien mil leguas de kilometraje. Es aquí leyentes donde esta "rayadora", como también osé de leer por ahí, se pone frente al mundo en el holocausto de la pesadumbre crustácea para simplemente decir: ¡Mea culpa!

video

Sí, mea culpa, si soy digna de señalarse cual tal Sade pero unos 200 años después, mea culpa y con orgullo lo digo: Si quieres vilipendiar acerca de mí, ¡Oh, que tu santidad me absorte y llene de pureza! ¡Contágiame de esa sabiduría tuya y de esa pulcritud! ¡Haz de ser como un destello de amor y humildad!... ¡Ayúdame a salir de este averno, de esta agonía!

Pero, por un momento me detengo, escucho lluvia pues está lloviendo, el lamento y los susurros que vienen de lo lejos y entonces me doy cuenta de que no podrás, ni por mucho, ser una santidad, alguien que simplemente viene sin nombre a ofender, eso ¡¡No es de Dios!! No me engañes por favor, que a flor de piel se te nota la calidad, que tu lengua es roja, está manchada y tu necedad ya cansa, porque aquí no te queremos escuchar. Tus letras están muertas, y la vida te hace falta, estás marchita más que como si alguna vez hubieses sido flor y bella, porque dudo que la belleza contenga ese espíritu tan seco y vacío.

No tengo mucho qué decir, a veces la inocencia nos contagia ¿Verdad? Aún estando viejos, pues ésta no está adherida a la edad, es la esencia, en su pureza y naturalidad que nos hace decir y actuar. No tengo que gritar, porque "no es más fuerte una razón porque se diga a gritos". Así que quien quiera que sea, ya ni es ud nadie, pues nunca lo fue aquí tampoco, pena me da, pena de VERTE aquí.

¿Cómo se hace para negarse a sí mismo una vivez tan innata como lo es la sexualidad? ¿Cómo?  Si es tan sencillo, así somos y fuimos hechos por el Dios mismo, que si Dios no hubiese querido nos hubiese hecho de otra forma y no de ésta, ¿Cómo es que trabaja la lógica ante lo pecaminoso? Dichosamente eso lo sabrá Dios y a él le corresponde no a nadie más, es su trabajo, y si es que éste mismo existe (Dios), y si existe, si es él de esa forma en que lo concebimos a causa de como nos lo enseñaron... Lo digo así porque no todos creemos en lo mismo, de mi parte sé que existe alguien, más y por mucho, otra vez, no es un anónimo en un blog... ¡Jajajaja!

Así que compinches "sádicos" que a disfrutar los placeres hemos sido llamados, que a hablar de ellos porque el mismo Dios el don me ha dado, que si me quieren llamar de mil formas, otra vez, MEA CULPA, es innato, por algo está entre mis principios, que si atacan a una de mis frutas amigas, o a más de una, nos ríamos, que la misma sabia Fulvia me enseñó a disfrutar el silencio propio y las osadías ajenas, que tan solo dignas de risa son, ¡Nada más!

Y para terminar, inocentes, porque todos somos algo inocentes en distintos aspectos, les transcribo aquí recordando al decente e inocente  Donatien, ¿Quién puede dejarse hablar sobre lo que escribe otra persona si ni puede aceptar la rabia propia que le nace para ofenderla? Pues he aquí la esclava del Señor, hágase en ella según tu palabra:


Voluptuosos de todas las edades Y de todos los sexos, a vosotros solos ofrezco esta
obra: nutríos de sus principios, que favorecen vuestras pasiones; esas pasiones,
de las que fríos e insulsos moralistas os hacen asustaros, no son sino los medíos
que la naturaleza emplea para hacer alcanzar al hombre los designios que sobre él
tiene; escuchad sólo esas pasiones deliciosas, su órgano es el único que debe conduciros
a la felicidad. 
Marqués de Sade



¡Que tengan un lindo día!

Atte,
La culpable

2 comentarios:

  1. Excelente, buena prosa, lo dirige a uno a los intertextos. Gracias Lia de nuevo! Que oiga el que tenga oidos y como decia mi difunta abuela, al que le cae el guante...

    ResponderEliminar
  2. Como en algún momento dijo tu profe: "La calidad no se da por accidente".
    Este escrito me recuerda a mi más reciente "Stop" y la controversia que el mismo provocó en menos de 24 horas.
    Claro está, no me callaré, claro está, es mi derecho y como derecho lo ejerzo.
    -Agradezco terriblemente las palabras provenientes de alguien como vos
    -Agradezco terriblemente los beneficios de la literatura
    -Agradezco terriblemente a las personas que nos dan para escribir, aunque bien sabemos que hay millones de cosas más por escribir, pero el sarcasmo -frío y venenoso- es agradable de leer, sentir y saborear.
    Por otro lado, tales cuestiones no son para el tacto de todos y de igual manera, no es nuestro menester introducir a todo el mundo a tan selecto grupo.
    Me encantó el post, y una vez más: ¡Identificación!
    Quiero rescatar como rescataste nuestro idioma en tal post, ¡seguí así!.

    ResponderEliminar